Utilizamos cookies (propias y de terceros como p. ej. Google Analytics.) para facilitarle el uso de nuestras páginas web y poder adaptar mejor nuestra oferta a sus intereses. Al seguir utilizando nuestras páginas web se fijan únicamente las cookies técnicamente necesarias, al aceptar se fijan todas las cookies (también las cookies para marketing). Su autorización es libre y puede ser retirada en cualquier momento con carácter a futuro.

Encuentra informaciones adicionales en nuestra declaración de protección de datos.

Aceptar

Precision Farming.

Precisión en superficies parciales

Productividad y eficiencia son las pautas que marcan la agricultura moderna actual. Únicamente aquellos que logran con éxito estos criterios, son capaces de soportar estos tiempos con mercados volátiles y condiciones políticas inestables, asegurando así la base para futuras generaciones.

Precision Farming.

Precisión en superficies parciales

Productividad y eficiencia son las pautas que marcan la agricultura moderna actual. Únicamente aquellos que logran con éxito estos criterios, son capaces de soportar estos tiempos con mercados volátiles y condiciones políticas inestables, asegurando así la base para futuras generaciones.

Fácil montaje.

El CROP SENSOR de CLAAS es instalado muy fácilmente en la parte delantera del tractor. El montaje en la parte delantera tiene muchas ventajas.

Por un lado la distancia al punto de dosificación es mayor (esparcidor de abono, pulverizadora), haciendo que se incremente la exactitud de reparto debido al tiempo de reacción. Al mismo tiempo se reduce en gran medida la influencia del polvo debido a que el punto de medición se encuentra en sentido de avance delante de los neumáticos. Dos diferentes adaptadores de montaje (adaptador de 3 puntos para la instalación hidráulica frontal o adaptador universal para la mayoría de los pesos delanteros) hacen posible el montaje en cuestión de pocos minutos.

Con el montaje frontal se puede realizar el montaje de las cabezas de sensores en un marco. Esto permite una medición exacta de las plantas directamente desde arriba y no diagonalmente desde el lateral. Así se obtiene una mayor exactitud de medición.

Técnica de medición CROP SENSOR.

Sistema sensorial de gran precisión.

El CROP SENSOR de CLAAS tiene un sistema de medición activo con cuatro LEDs de alta potencia. Estos LEDs de alta potencia permiten que el sensor trabaje las 24 horas, debido a que el sistema es tanto independiente de la luz del entorno como también de la hora del día. Por este motivo tampoco es necesario un calibrado posterior del sistema.

Con una frecuencia de diez a 800 mediciones por segundo se cubre, dependiendo de las condiciones medioambientales, un gran rango de medición sin saturación. La gran frecuencia de medición hace posible reiteradas mediciones en la planta individual, haciendo que el estado de la planta sea mostrado exactamente como magnitud de medida.

Naturalmente se puede utilizar el sistema de medición independientemente del cultivo y puede registrar mejor las hojas y la biomasa con el uso vertical en las existencias. Esto permite registrar mejor la planta individual.

Las magnitudes de medición: Biomasa e índice de N

El valor de medición basado en la biomasa informa sobre la densidad de las existencias. Gracias al valor umbral de biomasa, el sistema puede reaccionar muy bien a situaciones extremas como daños por sequía o congelación.

El índice N es un índice de vegetación que se orienta en la coloración verde de la planta. En base al índice N se puede derivar la alimentación de nutrientes de la planta, y además de forma independiente del tipo, de la hora del día y de la intensidad de luz.

Con el índice N se realiza el análisis de necesidad de nutrientes especialmente en las últimas etapas de crecimiento de la planta. Con el índice de biomasa se puede variar ya en las primeras etapas la cantidad de aplicación, así como el reparto específico en partes de parcelas de reguladores del crecimiento y en caso dado también de fungicidas. En etapas posteriores el índice de biomasa actúa en combinación con el índice N además como "índice controlador", para poder reaccionar a condiciones especiales como p. ej. daños por sequía.

Fácil documentación.

Con el modo de mapeo la totalidad de la parcela es escaneada al pasar por ella y todos los valores medidos son automáticamente grabados. No tiene lugar un cálculo del valor teórico, sino una documentación rápida y sencilla del índice N y biomasa.

Fácil calibrado.

El usuario dispone de diferentes alternativas para el trabajo diario. En el calibrado libre puede elegir entre el modo de 1 punto y el modo de 2 puntos.

En el modo de 1 punto se predefine para un valor de medición determinado en una ubicación definida una cantidad de N deseada. Mediante la intensidad de reglaje modificable que puede ser adaptada en todo momento durante el trayecto, es posible una adaptación del reglaje a las expectativas del director de la explotación y a la ubicación. El calibrado de 1 punto es muy adecuado para el reparto de una cantidad media deseada en la parcela. También la aplicación de reguladores del crecimiento se realiza de forma ideal con el modo de 1 punto.

En el modo de 2 puntos se definen dos diferentes ubicaciones en la parcela con la cantidad de N deseada en cada caso. A partir de estos dos valores se obtiene la curva de reglaje para la intensidad de la cantidad de reparto. Las calibraciones libres incluidas en el conjunto estándar permite el reparto de materiales líquidos y rígidos, independientemente del cultivo, sin que para ello se tengan que comprar módulos adicionales.

En el modo AUTO, el CROP SENSOR asume totalmente el calibrado descargando al operario. El calibrado automático calcula para todos los tipos de cultivo y para todas las medidas automáticamente el valor medio de las existencias, así como el rango de reglaje óptimo. Así se evitan errores de ajuste y de calibrado, el operario solo tiene que definir la cantidad de aplicación media y un rango de reglaje. El modo AUTO facilita en gran medida el manejo del CROP SENSOR.

Calibrado libre.

ISARIA – el sistema de abono experto.

La alternativa para el calibrado libre es el sistema de abono ISARIA. Con este excelente sistema existente en el mercado se realiza de forma totalmente automática la medición de cantidades de reparto – y es por lo tanto muy fácil de usar.

En el sistema de abono ISARIA se produce una entrega específica de N sin un calibrado adicional. La recepción de N de las plantas determinada por las cabezas de sensores es comparada con la curva de abono ISARIA. Así se determina la cantidad de N faltante y las existencias son abonadas automáticamente con la cantidad de N necesaria para la producción objetivo.

Para el registro de la curva reguladora adecuada para la fase de crecimiento y la producción esperada, se necesitan únicamente pocas entradas antes de poder empezar con el trabajo. Actualmente el sistema de abono ISARIA está disponible para trigo de invierno, es un módulo opcional. Los algoritmos para el sistema de abono ISARIA son el resultado de más de 20 años de investigación en la Universidad Técnica de Múnich.

Además de los abonos y pesticidas inorgánicos permitidos hasta ahora, el CROP SNESOR funciona ahora también con abono orgánico. Para ello se calcula en la unidad de volumen el valor teórico de la cantidad de reparto.

EM 38 - cartografía del suelo

Mapa de rendimiento

Map Overlay

Map Overlay.

Repartir exactamente lo necesario.

En tiempos de sensibilidad ecológica y unos mayores costes productivos, la optimización del trabajo es un factor importante. Tanto como sea necesario, tan poco como sea posible es el lema a seguir. La intensidad óptima depende en gran medida de la producción esperada. Pero ésta varía en gran medida dentro de una parcela dependiendo de la ubicación.

El Map Overlay.

Con la ayuda del mapa denominado Map Overlay, la parcela es dividida en zonas con diferentes expectativas de producción. Para ello es válido en la zona 100% la producción objetivo indicada por el usuario en el sistema de abono. En zonas con un potencial de producción diferente, esta producción objetivo es corregida automáticamente por el sistema al alta o a la baja. Así se garantiza que el abono que es ahorrado en zonas de menor valor, sea añadido en las zonas con mayor valor. Así es posible un abono orientado a los objetivos con un balance de abono óptimo.

Para la generación de un Map Overlay pueden servir diferentes datos (véanse los gráficos) como base, siendo mezclados entre si. Este principio líder que conlleva un resultado óptimo solo es posible en combinación con el sistema de abono ISARIA. La generación de mapas Map Overlay individuales basada en datos distintos es un servicio también ofrecido por CLAAS.

Compatibilidad y manejo.

ISOBUS incluido.

El CROP SENSOR es el primer sensor de plantas del mercado certificado por AEF, totalmente compatible con ISOBUS. Con una gran cantidad de importantes terminales ISOBUS actualmente es posible manejar el sensor y el apero con un terminal y realizar al mismo tiempo una documentación exacta. Un resumen de los terminales actualmente disponibles y los aperos con compatibilidad comprobada puede solicitarlo a su persona de contacto EASY.

Pero también aparatos más antiguos pueden ser controlados con un interfaz seriado con el terminal CEBIS MOBILE, siempre que dispongan de un reglaje electrónico. Las listas con estos aparatos cada vez son más largas. Para obtener la lista actual acuda a su persona de contacto EASY.

Manejo sencillo.

Al desarrollar CROP SENSOR la facilidad de manejo fue lo principal. Un sensor de plantas solamente se utiliza pocos meses al año y se tiene que utilizar por lo tanto de forma intuitiva y ordenada.

Existen solamente tres menús, el menú de trabajo, el menú de calibrado y un menú para los ajustes, lo que hace que el uso sea un juego de niños para cualquier usuario.

Un mapa bien hecho, un abono bien hecho. Ventajas del CROP SENSOR.

Con el CROP SENSOR está disponible una herramienta para el óptimo reparto de abono N, reguladores del crecimiento o pesticidas en diferentes cultivos. Con el óptimo abastecimiento de nitrógeno se influye en gran medida en la producción y la calidad. Además solo se entrega la cantidad de material que puede ser asumida por la planta, cuidando con ello los recursos.

  • Óptimo reparto
  • Aprovechamiento del potencial de rendimiento
  • Ahorro de abono
  • Evitación de plantas tumbadas
  • Incremento de la producción
  • Incremento de la calidad de grano
  • Balance compensado de nitrógeno
  • Mayor aprovechamiento del N